Un ataque de distracción canadiense al sureste de Caen el 25 de julio había llevado a las reservas alemanas a un contraataque importante, mientras que el bombardeo de alfombras al sur de Saint-Lô con más de 4,200 toneladas de municiones sorprendió a los alemanes en ese sector. 

Después de un día de dura lucha, la línea alemana se derrumbó y las columnas blindadas estadounidenses se abrieron paso entre los restos a un ritmo cada vez más acelerado.
Coutances cayó el 28 y Avranches el 30.

Buscar cerca (Encuentrame)

Categorías


Buscar Reiniciar

Resultado 0


Haga clic en un marcador para alcanzar

Puedes poner aquí tu comentario para redes sociales